Concluyendo sobre la posmodernidad – Qué, por qué, cuándo, dónde y cómo.

Realizado de forma conjunta. Integrantes:

Mª Rocío González Palacios
Sara Ramírez Domínguez

Enlace a la entrada: http://palaciosartpedagogia.blogspot.com/2012/02/concluyendo-sobre-la-posmodernidad-que.html

Publicado en el blog G. Palacios Art II

En torno a R. Marín. Incógnitas.

Con respecto a la fase de documentación sobre el nuevo proyecto que nos aborda -intervención pedagógica- me he visto en posibilidad -obligada- de comenzar con lecturas que yo llamo “de fondo”
Es así como me introduzco en el texto de Marín y sus descriptivas fórmulas pedagógicas en educación artística.
Se puede decir que ha sido como matar dos pájaros de un tiro y es que vengo a toparme nuevamente con las teorías de Lowenfeld y su denomidada autoexpresión creativa.

Este pequeño y escorzado análisis sobre las distintas pautas de enseñanza artística hace de “colchoneta” para algunas preguntas, tales como:
¿Alguna forma de educación además de innovadora ha resultado satisfactoriamente fructífera?
¿Qué requisitos son indispensables para el educando y una buena pauta de su educación?
¿Es la educación artística el núcleo de nuestro aprendizaje y un medio eficaz para el desarrollo y estudio del resto de materias?

Aunque tan sólo me veo en posición de suponer y nunca de afirmar, la lectura de Marín ha sido como empezar a ordenar conceptos que flotaban en mi cabeza.

Desde el tradicional academicismo hasta las libres teorías de Lowenfeld matizadas por la DBAE me encuentro con una total resignación ante el posicionamiento de cualquiera de los sistemas de enseñanza que aquí se exponen, y es que aún no hemos encontrado un sistema apropiado y que se adecue por completo al alumnado -y con esto no creo haber descubierto el mundo- mucho menos con las nuevas formas de gobierno centradas en convertir todo sistema de enseñanza en capital, donde el alumnado pasa a considerarse número. Esta visión de la masa antepuesta al individualismo tan hoy impuesto incluso en nuestras universidades, hace de toda educación un pobre resultado adornado con párrafos de 30 líneas bautizados como “programa escolar”

Aunque defiendo la enseñanza teórico-práctica de la técnica en la educación artística, es evidente que anterior a ese tipo de educación -más rígida- debe existir un encuentro del alumno con la experiencia perceptiva de su entorno, donde su entorno se encuentra potencialmente relacionado con la estética, la imagen y los medios de difusión -que primordialmente usan la imagen como puente/medio- esta experiencia debe verse estimulada y reforzada con conceptos de nivel medio. Cultura general, en otras palabras.

No todos los días pueden formarse artistas, mucho menos en enseñanzas no especializadas, pero sí podemos formar individuos sensibles ante la experiencia artística. Alumnos con una potente capacidad de observación, fomentar que éstos proyecten sus ideas y las materialicen con los recursos que tienen a su disposición. Es la creatividad -a mi modo de verlo- una cualidad indispensable para la supervivencia.
La creatividad no es innata -creo que en el texto se hacía referencia a esto- y por ello, debe estimularse su desarrollo y engrandecimiento.
Esto puede permitirlo la educación artística, si bien el fin no es formar grandes artistas o incluso mediocres, sí se puede fomentar una actitud receptiva y perceptiva del entorno y de la experiencia artística.

Pero claro, seguimos siendo número en lugar de individuos, supongamos que todo esto pasara de ser un planteamiento idílico a convertirse en una porción de nuestra realidad…

CINEJUNTAS: Conclusiones de “La clase”

Realizado por:

Mª Rocío González Palacios

Sara Ramírez Domíguez

Aspectos formales:

La luz tenue del film, junto a un cromatismo amable, suave y armónico hacen que el carácter de la película, sea más afable que el de la ola. Las escenas lentas, de planos generales entrelazas con americanos, nos introducen en el ambiente que allí se cuece.  El sonido escaso, ralentiza  la trama de la película,  jugando a convertir el receptor en participe de la clase que allí tiene lugar.

Aspectos conceptuales:

Se nos transporta a la Francia actual, en concreto a un barrio marginal de un distrito cualquiera, en un instituto multicultural, donde adolescentes de múltiples razas, despliegan sus hormonas y sus aires de rebeldía absurda allá donde posan sus pies,  avasallando a cualquier ente que se interponga entre sus instintos y la falta de raciocinio. Tanto es así, que el joven profesor, que intenta amedrentar a tales fieras, pierde por unos instantes la diplomacia, dejándolo en desventaja ante unos alumnos, que no son más que un reflejo de la indisciplinada actitud que en las aulas actuales podemos encontrar.

Conclusiones Cineforum “La Ola”

Conclusiones “La Ola”

Publicado en el Blog de MRocío González Palacios:

http://palaciosartpedagogia.blogspot.com/2011/12/conclusiones-cineforum-la-ola.html

En relación a Tatarkiewicz

Con la asimilación de ambos textos -Corral y Tatarkiewicz- me veo en la obligación de hacer una primera referencia a la visión en común de ambos postulantes ante la viabilidad del concepto artístico, a través de la cual, ambos mantienen la posibilidad de concebir la creación o el Arte como tal, como un proceso “creativo-evolutivo” parte de la vida de todo creador.

En referencias continuas a la aparición de la postmodernidad tras la segunda Guerra mundial y la caída de las vanguardias o nuevas afirmativas sobre la muerte del arte, comienzo mi reflexión con una cita del fragmento analizado
“El nuevo arte surgió del antiguo a modo de oposición” p.72

Durante la lectura, no puedo menos que realizar una comparación entre las relatividades formuladas por Tartarkiewicz en comparación a M. Corral, si bien el primero aborda un análisis mucho más exhaustivo que Corral, la cual divaga entre querellas feministas y nuevos creadores.
Tartarkiewicz nos recuerda las necesidades primarias del ser humano a través del cual es concebido el proceso creativo o el hecho artístico y fundamenta la aparición del arte como una necesidad expresiva a la par que imitativa y constructiva, de este modo delega la creación en conceptos relativistas, abstraído por el teórico e ignorado por el populacho.

Dos tipos de arte-teorías, lo metafísico, la vida interior, formas evolutivas del ser.
La segunda como formas inherentes del ser, lo que viene a hablarnos de arte contemplativo, irrelevante para el ser humano y por supuesto reinterpretado a través de la figuración y las formas antecedentes de la vanguardia.

Si concebimos el arte como cambio y asumimos que la necesidad de cambio morirá, nuestras premisas presumen de la irreversibilidad en la muerte del concepto artístico y del arte como tal.
Sin embargo, si dejamos de concebir que el arte es una oposición de toda creación anterior y abogamos en favor de la creación fundamentada en principios comunes a “los consagrados” podríamos dejar de presumir al fusilar las nuevas propuestas en favor de las anteriores.

 

Cuestionando a M. Corral -o no-

¿Qué es el Arte según M. Corral? ¿Qué es el arte para consumidores de arte? ¿Qué es el arte subjetivo? ¿Existe arte objetivo? ¿Existen pensamientos objetivos?

En mi reflexión sobre M. Corral no puedo menos que verme influenciada por las últimas clases sobre posmodernismo, que a su vez complementan el marco artístico que se nos describe en el texto.

Siendo así, al leer el texto, aunque me encuentro reflejada en una nítida superficie cristalina, no puedo tampoco dejar de hacer alusión a una perspectiva fundamentalmente subjetiva.
Tal y como manifesté en mis primeras intervenciones en clase, apuesto por la potencia figurativa tan -hoy día- cuestionada y desvigorizada.
Es esta potencia del icono lo que me insta a reflexionar sobre el nuevo modelo de pensamiento artístico.
Por otra parte, una tendencia fundamentalmente contemporánea como es el “Arte conceptual” se ha colado en mí para medrar y oponerse a la figuración, al arte tradicional como sujeto de mis afirmativas.

Durante la lectura del texto, he sonreído con las reflexiones sobre “La artista” sus placeres e instintos artísticos, la fijación por la búsqueda de nuevos lenguajes y una insinuación del poder del ego, el ser humano como protagonista, como causa, consecuencia y medio.
Supongo que el poder de un misticismo femenino es común a pensamientos carentes del dogmatismo propio de las masas, o lo que es lo mismo, pensamientos rebeldes e indemnes de prejuicios.

Vuelvo entonces a concebir el arte como la respuesta a la incógnita, respuesta que a su vez genera innumerables cuestiones, que serán improbablemente respondidas. Un “sin vivir” podría decirse.
Más de uno lo habrá rebautizado bajo el término “Adicción” otros inician el camino a Ítaca.
Es una necedad creerse en poder de la verdad, sobre todo respecto a cuestiones que abarcan al ser humano desde tiempos remotos, siendo así, será preciso abarcar y controlar al concepto, si eso fuera posible, antes de lanzarse al vacío con insinuaciones recogidas y acuñadas en la incertidumbre.

Total, si para algo sirve la abstracción es para dar cabida a conceptos tan flexibles como el arte. En clase, sustituimos esto último diciendo algo como: Todo es relativo.

Intervención a destiempo

Hablando de violencia asimilada. Adorando la figura antagonista:

La recomiendo.

Nexo común – Arte

Nexo común en los términos Arte y Educación Artística.

Tras la propuesta y el posterior debate habido en clase se establecen las consiguientes oclusivas a las cuestiones formuladas.

En consecuencia, nuestra primera teoría se basaba en la ambigüedad de la puesta en común por parte del alumnado. El subjetivismo nace como único apoyo a la teoría del aún inexperto aprendiz, que con aires de descubridor se lanza a la piscina en pos de la victoria.

Siendo así, concluido el debate se me presentan algunas cuestiones tales como:

  • ¿El arte como concepto? ¿Medio expresivo, abstraido con rotundidad?
  • ¿Arte como consecuencia del emisor hacia un receptor?
    ¿Es el receptor un aspecto concluyente o en cambio, el emisor se muestra como elemento sustancialmente relevante en la historia de la creación?

Durante la “puesta en escena” se establecieron fórmulas identificativas del concepto Arte, siendo a la par resolutivas de otras muchas doctrinas poco relacionadas con éste.
Otras afirmativas relacionaban el concepto con “creador” y mensaje.

Tras esto, me encuentro en posición de lanzar mi propia teoría, basada en la subjetividad y apoyada en la experiencia. Abierta a críticas y susceptible de cambio:

El arte se muestra como la pseudociencia en los tiempos que corren, una doctrina que levanta desacuerdos entre los propios adoctrinadores. La infinita posibilidad subyace en el emisor, que bien puede estar predefinido bajo el seudómino “Naturaleza”
El arte precisa de un receptor, el contemplador/observador que justifica e interpreta el mensaje adherido al objeto/acción artístico/a.

Tras esto, podría dar con el “punto y aparte” afirmando que bajo las principales características del concepto artístico se encuentra:
– Receptor. El arte o la creación no es completada sin el intérprete del mensaje.
– Medio expresivo. El arte no sólo nace como objeto contemplativo, de ser así la alfarería también sería hoy Arte en estado puro.
-Subjetivismo. La relatividad es rematadamente recurrida para definir el concepto y dentro de éste, para aludir la creación.

Con respecto a Educación Artística, ya se dirá otra parrafada cuando los astros se aunen para delimitar el conocimiento.

Un ejemplo de didáctica

 

Conclusiones/Definición escrita Arte y Ed. Artística

Conclusiones de las definiciones expuestas en clase – Arte y Educación artística

A ejemplo de Arte, expuse “U.H.O.O.Q.”  aludiendo a M. Duchamp y su obra “L.H.O.O.Q.”
En mi caso vendría a ser algo como “Vous avez chaud au cul” donde sólo ha sido sustituida la primera abreviatura – L a U- para que la concordancia con el original de Duchamp se mantuviese prácticamente intacta. De este modo, la frase “Ustedes/vosotros tenéis el culo caliente” viene a mostrar una connotación no sexual, en su lugar el carácter de mi referente con Duchamp viene a ser una llamada a la dejadez descarada de los actuales futuros “especialistas” en artes plásticas.

Derivando, he de concluir que si bien todos hemos hablado de arte, todos también hemos hablado con una tremenda subjetividad, en mi caso he enfocado la cuestión a las artes visuales/plásticas.
Desde luego no es mi única pasión, sin embargo me decanté por mostrarme concisa.
Concretando la definición:

“El arte es una entramada red de infinitas posibilidades” y la imagen antes citada, un simple recorte de una interpretación fechada en Mayo de 2011, que supone un resumen de mis asimilaciones pictóricas -lo que viene a concluir en un ensayo pictórico que terminaría colgado en el dormitorio de mi madre, nada especial- se muestra como resumen visual de lo que podríamos encajar en el diccionario bajo el concepto Arte: ..
Es así como la definición de arte se muestra cuanto menos ambigua, la trama perfectamente visible símbolo de la red, de lo infinito; y el color, una estética que raya en la abstracción, se muestran como parte de una imagen rematadamente figurativa -iconicidad al 100%-

Fue así como expuse mi actual posición frente a la creación al partir de la figuración para derivar en el concepto, un pensamiento primordialmente abstraído, que resume lo que desde la intuición percibimos como Arte a la par que reflexiona sobre la incompetencia de los que a sí mismos se auto-evalúan como Artistas.

En segundo término, con respecto a Educación artística, expuse un dibujo -también un ensayo lineal, fechado en Marzo de 2010- precedido por el lema “Tratado de la pintura” con lo cual y tal como resumí en clase, vengo a referir la necesidad que tiene el educador de mostrar la educación con los cimientos propiamente clasicistas -una base intelectual, objetiva y no interpretativa del concepto artístico-
Siendo así, siento con validez la figura del profesorado, desde la cual el que es formado comienza a percibir, comprende, evalúa su entorno.
Sin concepto, sin un suelo asentado basado en la objetividad, el futuro pensador se verá incapaz de concebir con criterio las realidades que le rodean, por tanto se verá incapacitado para percibir e interpretar.

Algo así como… lee las normas aunque no las sigas.